×
Cadena 3

Escritores argentinos

Una autora cordobesa con cuatro novelas de amor imperdibles

Fernanda Pérez escribió "Las Maldecidas", "El Sacramento", "Los Paraísos" y "La piel no olvida", cuatro libros en los que conecta sus dos pasiones: la literatura y el periodismo de investigación.

24/07/2021 | 15:29

Pasión por hacer y hacer con pasión, es el lema que guía a Fernanda Pérez , periodista, escritora y docente. La autora recuerda a su papá, Luis, como su primer contacto con la literatura. 

"Era periodista y escribía mucho. Siempre estuve en el mundo de la escritura y la lectura, es el universo que me contiene", contó a Cadena 3.

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Gracias a esa influencia, la autora escribió cuatro novelas: "Las Maldecidas", "El Sacramento", "Los Paraísos" perdidos y "La piel no olvida".

"Todo comenzó en un viaje con mi familia a Posadas", contó la autora.

"Veo un monumento y en mi cabeza surge la historia de unas hermanas, una de ellas, enamorada de un caudillo. Pero en mi mente la historia del caudillo aún no existía mucho, hasta que me encontré con la figura de Andrés Guacurarí", relató.

Tras un intenso trabajo de investigación, nació "Las Maldecidas", publicado en 2012.

"La novela se publicó en 2012, pero yo la escribí en 2006. En el medio tuve un duelo de mi primer novela. En el medio, escribí una novela que se iba a llamar ''La Portuguesa''. Pero la terminé reescribiendo, y así nació ''El Sacramento''", contó.

Su segundo libro cuenta la historia de un dos familias que se ven obligadas a hacer acuerdos para subsistir en medio de un conflicto entre portugueses y españoles por un codiciado puerto. 

Una novela llena de valentía, nobleza y seducción. 

"Sentí que alguien me dictaba la historia, le encontré tan rápido la voz a los personajes que se dio de manera muy natural", expresó.

"''Los paraísos perdidos''  ya tenía algo avanzado, pero llegó un cambio de la editorial, y de repente le digo a mi editora ''me gusta más este personaje secundario, me parece más logrado''", narró. 

Fue entonces que su editora le dijo: "La historia pasa por ahí ¿no te animás a reescribirla?".

"Reescribí toda la historia desde otra perspectiva, fue un trabajo de aprendizaje hermoso", manifestó. 

"Los paraísos perdidos" cuenta la historia de el Portugués, un exiliado tras la guerra de Brasil y el joven Lorenzo, un idealista, en el  escenario revolucionario del siglo XIX en el Río de la Plata. El destino unirá a estos dos hombres, sellando entre ellos un pacto de amistad y lealtad más allá de las divisiones territoriales. Ambos se enfrentarán a la más exigente de las batallas personales: el amor.

"Con ''La piel no olvida'' fue un poco más sencillo de escribir, pero no fue tan sencilla la investigación. Cada libro tiene un desafío narrativo y de investigación", expresó. 

El último libro de Fernanda Pérez cuenta la historia de amor entre Dimas y Magdalena, quienes se volverán a encontrar tras años separados, en medio de las revueltas obreras de los pueblos de La Forestal. 

Tras un hecho que los separó para siempre, la memoria de la piel volverá a arder en esta novela coral sobre mujeres que rompen con los moldes de la época y hombres comprometidos con un mundo que cambia.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

"Me encanta lo que produce la literatura. Todos somos potenciales lectores, la actividad literaria no es solo para intelectuales: cuando una historia te fascina, por más que seas analfabeto, se produce un hecho literario", explicó la escritora y docente.

"Es lo que me define, escribir es lo que soy", concluyó. 

Entrevista de Guillermo Hemmerling.

Te puede interesar

Tres historias de mujeres valientes y el poder del amor

Fernanda Pérez presenta su nuevo libro "Una mujer con alas"

Cinco libros de Tamara Kamenszain para conocer su obra

Lo último

Un Sherlock Holmes argento busca el rastro del Martín Fierro

Paul Auster rescata del olvido la vida de Stephen Crane

La oscura "enfermedad del libro" que surgió en el siglo XIX

Cristina y Alberto: una relación con lógica de ama-esclavo