×
Cadena 3

Novela de autoficción

Rosa Ventrella: "Cuesta admitir que la violencia aún existe"

La autora italiana contó a Entre Líneas cómo fue la escritura de "Bendito sea el padre", la repercusión que generó en Italia y por qué esta problemática sigue apareciendo en países del primer mundo. 

22/06/2022 | 08:00

Por Giuliana Piantoni.

Rosa Ventrella narra en "Bendito sea el padre" la historia dura, de corte autobiográfico, de una mujer marcada por la violencia masculina desde pequeña y el impacto que esta generó a lo largo de su vida. 

Un padre de aspecto angelical que es en rigor un tirano, un matrimonio que promete ser la salida del infierno, pero que termina siendo una tiranía de cuño nuevo, Rosa, la protagonista, vuelve a su antigua ciudad para buscar ahí las claves de un presente que no le da descanso, de un círculo vicioso que no consigue romper.

Sin embargo, la autora italiana contó a Entre Líneas que el libro comunica un mensaje esperanzador: "Me gusta definirlo como una indulgencia o un proceso de purificación. Rosa ha encontrado su camino y se ha reconciliado con su pasado. La reconciliación es el único modo para mirar hacia el futuro y encontrar la salvación".

En palabras de la escritora, la novela nació a raíz de la violencia que vivió en los callejones del barrio de su infancia. 

La reconciliación es el único modo para mirar hacia el futuro y encontrar la salvación

"Ha sido muy difícil para mi escribir esta novela. Puedo decir que ha representado el proceso de escritura más doloroso y más intimo en el que me he aventurado. Sin embargo, es también por esta razón que amo muchísimo esta novela", confesó. 

"La autoficción puede sin duda tener una función catártica y no hay duda que también esta novela para mí ha tenido una función más curativa que otra cosa, un modo para hablar con la vieja Rosa y mirarla a los ojos", agregó, y contó cómo fue la repercusión de su novela en Italia: "El público masculino se ha dividido". 

"Algunos lectores me han escrito para agradecerme esta historia, porque los ha puesto frente a frente con un lado del universo masculino que ya no quieren tratar, pero alguno ha tratado de minimizarlo, diciendo que en el fondo no es tan frecuente encontrarse hombres así. No hay una acusación de género en mi novela, sino solo un análisis social y emocional de un fenómeno que existe", indicó. 

"Creo que en nuestras sociedades, ahora tan modernas y emancipadas, se vive la violencia contra la mujer con una forma de rechazo, como si fuera ahora un legado lejano de nuestra cultura, tanto que se tiende a hablar con indiferencia de las crónicas que aún hablan de violencia de género. Casi nos da vergüenza admitir que todavía existe, aún en países tan culturalmente emancipados. Desafortunadamente las estadísticas nos dicen que la violencia contra las mujeres no es ligada a un hecho solamente cultural y social, sino que es un pesado legado que traemos de la historia", cerró. 

Te puede interesar

Reeditan las novelas de Puig, con prólogo de Sosa Villada

Milei cerrará el Ministerio de la Mujer si es presidente

Lo último

La psicología del dinero: aprender a pensar como millonario

Ocho enseñanzas que dejaron los libros de Haruki Murakami

5 taquilleras de Netflix basadas en best sellers imperdibles

De limpiar casas a publicar un libro y triunfar en Netflix