×
Cadena 3

Libro de política

Qué dice el prólogo de Alberto en el libro sobre Evo Morales

"La crónica de un instante" se titula el comentario de Alberto Fernández de la salida de Bolivia del ex presidente. 

05/11/2021 | 06:30

"Este libro es la crónica de un instante. Un instante que pudo haber sucedido en cualquier otro lugar de América Latina. Un instante que, aunque único e irrepetible como todo instante, se asemeja a muchos otros que se suceden incansablemente en nuestro continente", escribió el presidente Alberto Fernández en el prólogo de "EVO: Operación Rescate. Una trama geopolítica en 365 días", que narra en detalle la salida de Bolivia del expresidente Evo Morales tras el golpe de Estado de noviembre de 2019.

El Presidente y Evo Morales estuvieron en la presentación del libro, junto a otras personalidades como el expresidente ecuatoriano Rafael Correa o el exvicepresidente de Bolivia Álvaro García Linera.

Fernández se detiene en que el exmandatario boliviano se llama Juan Evo Morales Ayma, y a partir de allí liga los dos nombres con los del "coronel del pueblo" Juan Domingo Perón y el de "la abanderada de los humildes" Eva Duarte.

"Todo ocurrió un mediodía de noviembre del 2019. En Buenos Aires almorzábamos junto a Dilma Rousseff, Ernesto Samper, Marco Enríquez-Ominami y otros muchos amigos de la patria latinoamericana dando clausura al encuentro del Grupo de Puebla. Cuando servían el plato principal, el autor de este libro me susurró algo al oído. 'Tengo a Evo en el teléfono... hay problemas en Bolivia'", me dijo.

"Me incorporé y tomé el aparato. Lo escuché con atención. Evo Morales Ayma, presidente de Bolivia, me contó que manifestaciones callejeras impulsadas por la derecha de ese país estaban causando desmanes y atacando a los seguidores del oficialismo. Inmediatamente después, hablamos"con Álvaro García Linera, su vicepresidente, y me transmitió con máxima preocupación que las fuerzas conservadoras no estaban dispuestas a reconocerlos como vencedores de la elección del 20 de octubre del 2019", recuerda luego.

Tras recorrer lo acontecido a partir de la denuncia falsa de fraude electoral de la OEA y el golpe de Estado, Fernández relata que se comunicó con el presidente mexicano Andrés López Obrador para asegurarle al presidente depuesto un lugar de destino, ya que por entonces "yo solo era un presidente electo".

"Hice un intento por darle asilo en la Argentina al presidente depuesto, pero Mauricio Macri, en ejercicio de la presidencia, se negó con argumentaciones tan banales como pueriles. Hasta avaló el patético dictamen de la OEA, lo que se condecía con el accionar del país en el Grupo de Lima. Finalmente, Evo Morales aceptó el asilo ofrecido por el Gobierno mexicano", añade el prólogo.

Luego el presidente narra su conversaciones con Morales y su ofrecimiento para que viajara a la Argentina y para ayudar en lo que pudiera para impulsar el retorno de la democracia a Bolivia.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

"Este libro, que es la crónica de un instante, puede ser un formidable disparador de la reflexión colectiva. Al fin y al cabo, la historia vivida por Bolivia y que aquí se reseña se repite de distintos modos en todo nuestro continente. Expresa otra forma de alterar la institucionalidad tras la falsa invocación de querer preservarla", añade.

"El deber que nos cabe en esta hora es lograr que este continente imponga la justicia social que ha perdido y que lo ha convertido en el más desigual del planeta. Un lugar donde unos poco ganan mucho y en donde la pobreza se distribuye entre millones", escribe el presidente.

Enseguida añade: "Esta es la hora del desarrollo. Tenemos la obligación de facilitar la vida de cada uno de los que habitan este suelo. Generar trabajo. Poner todo nuestro empeño para que todos accedan a la educación en un tiempo donde en el saber está la riqueza de las sociedades. Asegurar que la atención de la salud llegue a los que la requieran. La pandemia ha puesto en su exacto lugar la importancia que reviste la salud pública".

"Pero desarrollo es, además, fomentar y fortalecer la calidad de la convivencia democrática. La diversidad es el signo de estos tiempos. La uniformidad del pensamiento y de los modos de vida como la supremacía en virtud de razas o géneros ha quedado sepultada. En el respeto a la pluralidad está el secreto de una sociedad más igualitaria y más justa", apunta Fernández.

Te puede interesar

Lo último

Murió la escritora española Almudena Grandes a los 61 años

La teoría conspirativa que desató la Segunda Guerra Mundial

El misterio que nadie supo resolver en más de 350 años

Tres tips para ser más creativos, de Facundo Arena