×
Cadena 3

Autoficción

Potente y visceral: Marina Mariasch aborda el suicidio de su madre

“Efectos personales” es la nueva novela de la escritora donde indagó a quienes compartieron su pérdida: su hermana, su padre, sus tías. “No se puede escribir con buenas intenciones”, dijo. 

21/06/2022 | 06:28

“Fue una noche blanca, estridente. Ese día de abril no me desperté porque no había dormido”, dice Marina Mariasch en "Efectos personales", el libro donde aborda el suicidio de su madre. 

La historia comienza con un cumpleaños, donde la madre discute con su hija mayor por unos saquitos de té. La hija se va de la casa pegando un portazo. Es la última vez que se ven. Unos días después, la madre se arroja al vacío desde el cuarto de un hotel céntrico en Buenos Aires. 

Más allá de la historia, el libro es una exploración literaria y a la vez visceral de ese suicidio: "Cuando escribo, sobre todo si es prosa, leo sobre el tema que trabajo. Investigo. Leí mucho sobre suicidio, textos teóricos y ensayos. Cuando escribí El matrimonio leí todo lo que pude encontrar sobre la cuestión. Ahora igual: leí acerca del suicidio en culturas antiguas, volví a Durkheim, a Marx, que tiene un libro sobre el tema, y al hermoso 'El dios salvaje de Al Alvarez'. Todo eso se filtra en 'Efectos personales'", escribió la autora en diálogo con Infobae

En el libro, Mariasch recrea el antes y el después, las reacciones dentro y fuera de la familia, la trama de las relaciones, la noción del amor, el trauma y las estrategias para lidiar con él. 

"Efectos personales" cuenta con materiales autobiográficos en una novela que narra lo que no tiene palabras: "Todo lo que cuento en 'Efectos personales' es verdad. Pero no tiene nada que ver con la realidad. Si todas las personas que viven un mismo acontecimiento lo contaran no habría dos versiones iguales. No se trata de mentir o de inventar; hay matices en la experiencia, puntos de vista, y sobre todo están las palabras que se eligen", explica la autora. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

"Recién hace un par de años, en plena cuarentena estricta, pude volver a escribir sobre el suicidio de mi mamá. Los días previos, los posteriores, los rastros que había dejado, tratando de reconstruir una escena que no figuraba en el guión de mi vida. Lo había intentado otras veces con malos resultados: me salía feo. No me desparramaba en lágrimas ni me atragantaba la angustia. Salía cursi, con lugares comunes, pegoteado. Era una cuestión estética", confesó la conductora de "La inquietud". 

"Escribí en el desorden de mi mente y en la turbulencia del lenguaje. Escribir, para mí, es entrar en trance", confesó. 

Tenía mucha bronca y dolor. No se puede escribir con buenas intenciones

Marina Mariasch

Para la elaboración del libro, interrogó a sus familiares sobre cómo había sido para ellos el día que su mamá dio un salto al vacío, "como en un juicio con testigos". Algunos incluso se negaron a contestar, pero de ese entramado de versiones, Marina pudo nutrir la voz de su novela. 

"Quise que el libro fuera leído como una redención, desde alguien que entiende que todos hacemos lo que podemos. No me salió, no sirve imponerse morales. Tenía mucha bronca y dolor. No se puede escribir con buenas intenciones", cerró.

Te puede interesar

Cinco datos curiosos que no sabías de Belgrano

Tres libros imprescindibles sobre Manuel Belgrano

La psicología del dinero: aprender a pensar como millonario

Lo último

La psicología del dinero: aprender a pensar como millonario

Ocho enseñanzas que dejaron los libros de Haruki Murakami

5 taquilleras de Netflix basadas en best sellers imperdibles

De limpiar casas a publicar un libro y triunfar en Netflix