×
Cadena 3

Una de las sagas más leídas

"Los Juegos del Hambre" volvieron, ahora con una precuela

La escritora del best seller lanzó "La balada de pájaros cantores y serpientes", que cuenta lo que pasó 64 años antes de la historia popularizada en la primera entrega de los libros. Leé un adelanto exclusivo.

25/10/2021 | 12:00

La escritora del best seller "Los Juegos del Hambre" lanzó "La balada de pájaros cantores y serpientes", una precuela que cuenta lo que pasó diez años después a los Días Oscuros, 64 años antes de la historia popularizada en la primera entrega de los libros. 

La saga llegó a su fin en 2015, con Sinsajo parte 2, protagonizada por Jennifer Lawrence, Josh Hutcherson y Liam Hemsworth. Sin embargo, la escritora había adelantado que historia no había sido del todo contada y que habría una precuela.

Según reveló la autora, la historia comenzará con la décima edición de Los Juegos del Hambre, que fue ganada por Griffin Naysmith, del Distrito 2.

“Quería explorar el estado de la naturaleza, quiénes somos y lo que percibimos es necesario para nuestra supervivencia. El período de reconstrucción diez años después de la guerra, comúnmente conocido como los Días Oscuros, mientras el país de Panem se recupera, proporciona un terreno fértil para que los personajes se enfrenten a estas preguntas y definan así sus opiniones sobre la humanidad", declaró Suzanne.

Aún se desconoce si será una trilogía, pero Joe Drake, presidente del Lionsgate, no descartó continuar la producción de películas de la saga: “Como la casa orgullosa de las películas de Los Juegos del Hambre no podemos esperar a que el próximo libro de Suzanne se publique. Nos hemos estado comunicando con ella durante todo el proceso de escritura y tenemos muchas esperanzas en continuar trabajando con ella codo a codo en la película“. 

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Esta precuela presentará la historia del joven Coriolanus Snow, quien ya se sabe que en el futuro terminará por convertirse en el aterrador y despiadado presidente de Panem, por lo que esta novela servirá para conocer su pasado y los sucesos que lo llevarán a portar su cargo.

Coriolanus Snow, de dieciocho años, vive en el Capitolio y se prepara para una oportunidad única: alcanzar la gloria como mentor de los Juegos.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

La casa de los Snow, antes tan influyente, atraviesa tiempos difíciles, y su destino depende de que Coriolanus consiga superar a sus compañeros en ingenio, estrategia y encanto como mentor del tributo que le sea adjudicado. 

Mirá un adelanto exclusivo

Coriolanus lanzó el puñado de col a la olla de agua hirviendo y juró que un día nunca volvería a pasar por sus labios. Pero éste no fue ese día. Necesitaba comer un tazón grande de cosas anémicas y beber cada gota de caldo para evitar que su estómago gruñera durante la ceremonia de cosecha. Fue una de una larga lista de precauciones que tomó para enmascarar el hecho de que su familia, a pesar de residir en el ático del edificio de apartamentos más opulento del Capitolio, era tan pobre como la escoria del distrito. Que a los dieciocho años, el heredero de la una vez gran casa de Snow no tenía nada de qué vivir excepto su ingenio.

Su camisa para la cosecha lo estaba preocupando. Tenía un aceptable par de pantalones oscuros comprados en el mercado negro el año pasado, pero la camisa era lo que la gente miraba. Afortunadamente, la Academia proporcionó los uniformes necesarios para el uso diario. Sin embargo, para la ceremonia de hoy, los estudiantes recibieron instrucciones de vestirse a la moda pero con la solemnidad que la ocasión dictaba. Tigris ha dicho que confíe en ella y lo hizo. Sólo la astucia de su primo con una aguja lo había salvado hasta ahora. Aun así, no podía esperar milagros.

La camisa que habían sacado de la parte de atrás del armario, la de su padre, de mejores días, estaba manchada y amarillenta con la edad, le faltaban la mitad de los botones, un cigarrillo quemado en un brazalete. Demasiado dañado para vender incluso en los peores momentos. ¿Y ésta iba a ser su camisa de cosecha? Esta mañana había ido a una habitación al amanecer, sólo para encontrar que faltaban tanto su primo como la camisa. No es una buena señal. ¿Tigris había renunciado a lo viejo y desafió al mercado negro en un último esfuerzo por encontrarle la ropa adecuada? ¿Y qué demonios poseería ella que valiera la pena cambiar por ella? Sólo una cosa, ella misma, y la casa de Snow aún no habían caído tan lejos. ¿O se estaba cayendo ahora cuando él salaba la col?

Puede que Tigris hubiera ido a pedir ayuda a su jefa, Fabricia Loque, una mujer tan ridícula como su nombre, pero con evidente talento para la moda reciclada: ya se pusieran de moda el cuero, las plumas, el plástico o la felpa, ella encontraba la forma de incorporarlos a un precio razonable. Como a Tigris no se le daban bien los estudios, había renunciado a la universidad tras graduarse en la Academia para perseguir su sueño de convertirse en diseñadora. Se suponía que era una aprendiza, pero Fabricia la trataba casi como a una esclava, y le exigía masajes en los pies y que quitara sus largos cabellos de color magenta, que obstruían los desagües. No obstante, Tigris no se quejaba nunca, y no permitía que nadie criticara a su jefa porque estaba encantada y muy agradecida de haber conseguido un puesto dentro de la industria de la moda. 

Te puede interesar

Lo último

La teoría conspirativa que desató la Segunda Guerra Mundial

El misterio que nadie supo resolver en más de 350 años

Tres tips para ser más creativos, de Facundo Arena

La historia detrás del Buenos Aires Herald