×
Cadena 3

Novedades

El cautivador hotel de mujeres que alojó a Grace Kelly y Sylvia Plath y revolucionó Nueva York

El Barbizon se convirtió en el cuarto propio que liberó a cientos de mujeres en una época marcada por el sexismo. Ahora, Patricia Bren revela sus secretos y el de sus huéspedes en un libro que ya está disponibles en las librerías. 

04/08/2022 | 08:30

Grace Kelly, Joan Crawford, Liza Minnelli, Sylvia PlathJoan Didion, y hasta la primera dama Nancy Reagan, el Barbizon era el hotel de lujo -exclusivo para mujeres- que acogió a grandes referentes femeninas de la época y les permitió desarrollarse artísticamente en una época profundamente sexista. 

Su historia es también una crónica de Nueva York en el siglo XX y de las mujeres que llegaron a la ciudad con una valija y un sueño. 

A partir de 1950 empezaron a apodarlo “Casa de muñecas” por las numerosas aspirantes a actrices y modelos que pasaban por sus pasillos. 

Tras la Primera Guerra Mundial, durante los locos años veinte, las mujeres acudieron en tropel a la ciudad de Nueva York. Pensado para jóvenes mujeres con aspiraciones artísticas, el Barbizon incluía impresionantes talleres de arte y salas de ensayo a prueba de sonido. 

Y, más importante, les tenía prohibida la entrada a los hombres, con lo cual certificaba su respetabilidad y se convertía en el tipo de lugar en el que las jóvenes de una cierta posición podían sentirse como en casa.  

No eran pocos los hombres que intentaban franquear a las estrictas recepcionistas que custodiaban la morada: según cuenta el libro, J.D. Salinger merodeaba la cafetería a la pesca de cándidas mujercitas haciéndose pasar por un jugador de hockey. Otros, decían ser médicos. Sin embargo, ninguno tuvo suerte. 

De exclusividad y decoro se jactaba el Barbizon, que exigía a sus huéspedes al menos tres cartas de recomendación para rentar uno de sus minúsculos cuartitos. 

Grandes nombres que pasaron por el Barbizon

En septiembre del ’47, mucho antes de saltar a la fama y aún más de convertirse en princesa de Mónaco, una joven Grace Kellu hizo check-in para estudiar en la Academia de Artes Dramáticas. 

Según cuentan, al parecer a la futura princesa de Mónaco le gustaba soltarse el pelo por las noches y bailar por los pasillos al son de música hawaiana. 

En 1953, una joven Sylvia Plath se registró para hacer su pasantía para la revista femenina Mademoiselle. Más tarde, contaría su agridulce estadía en su novela semiautobiográfica "La campana de cristal". 

En junio de 1955 sería Joan Didion, también por Mademoiselle, quien se alojaría en el Barbizon. 

Finalmente, con la caída de la Bolsa y la Gran Depresión, la clientela cambió, pero no así las ambiciones femeninas: el Barbizon se convirtió en el destino predilecto para cualquier joven con un sueño. 

El Barbizon se convirtió, para estas y muchas más, en el cuarto propio que las liberó e hizo que sus sueños se volvieran posibles. 

Ahora, la autora Patricia Bren revela sus secretos y el de sus huéspedes en "Barbizon", un libro que ya está disponibles en las librerías. 

Además, el libro será adaptado a un documental de la mano de HBO, con Emilia “madre de los dragones” Clarke como productora. 

Te puede interesar

La historia detrás de la masacre a la familia Pujadas en Córdoba

12 frases de Umberto Eco para volver a enamorarse de los libros

Lo último

Quién es Salman Rushdie, el escritor que irrita a los gobiernos y fue apuñalado

Tres obras del provocador Salman Rushdie, amenazado de muerte por Irán

Abrieron las inscripciones a la Maratón Nacional de Lectura de Fundación Leer

Quién es César Aira, el argentino más veces nominado al Nobel de Literatura