×
Cadena 3

Política y literatura

Cómo imagina Michel Houellebecq la Francia de 2027

El influyente novelista francés juega a ser oráculo de su país en su octava novela "Anéantir" (Aniquilar, en español) que saldrá el 7 de enero. 

31/12/2021 | 13:00

Michel Houellebecq juega a ser oráculo de la historia contemporánea con su octava novela "Anéantir" (Aniquilar, en español), en medio de la campaña presidencial de 2027, en una Francia "en declive". La nueva ficción llega a las librerías el 7 de enero y ya está impactando en el debate político. 

El influyente novelista francés hace referencia -aunque sin mencionarlo- a Emmanuel Macron y lo describe como "un magnífico animal político", siempre brillante "desde el comienzo de su meteórico ascenso".

Según el narrador de la novela, gobernó un país "en declive", lleno de desigualdad, y con un desempleo persistente. "La brecha entre las clases dominantes y la población había alcanzado un nivel sin precedentes", alarma el narrador.

En este escenario imaginario, la izquierda apenas existe, y la Agrupación Nacional (extrema derecha) sigue fuerte en la primera vuelta, aunque fracasa en la segunda. El libro no deja de destacar por mostrar un panorama muy similar al que se enfrenta el país en 2022, y se centra en el tándem creado entre el ministro de Economía, Bruno Juge, y su asesor especial Paul Raison.

El protagonista de la novela es un hombre de 49 años que trabaja como funcionario para la mayoría presidencial. Está sumido en una larga crisis matrimonial, desilusionado por su propio fatalismo y su gusto consciente por la comodidad burguesa.

El personaje de Bruno Juge, "probablemente el mejor ministro de Economía desde Colbert", hace referencia a Bruno Le Maire, que casualmente es amigo cercano de Houellebeq en la vida real.

Entre las predicciones que vaticina el libro, están la nacionalización de la marca automovilística Citröen, la desaparición de estrellas mediáticas, la cesión de espacio político por parte de Marine Le Pen a nuevas generaciones o la pérdida de fuerza del terrorismo islamista en favor de otros movimientos que lo han suplantado en el terreno de la violencia política.

Entre otros temas por fuera de la política, la novela destaca por su obsesión por la cuestión de la muerte en las sociedades occidentales: cómo se la aparta a un lado, cómo experimentamos la de nuestros seres queridos y cómo aprehendemos lo que vendrá después.

La intriga política termina quedando en segundo plano y el personaje se ve agobiado por su falta de fe ante el colapso del cristianismo, sumiéndolo en un cinismo que le da un final sublime a la novela. 

A pesar de no ser cercano a la prensa, Houellelbecq expresó a Le Monde que "con buenos sentimientos es con lo que se hace buena literatura".

"¡No tienes que celebrar el mal para ser un buen escritor! En mis libros, como en los cuentos de Andersen, inmediatamente entiendes quiénes son los malos y quiénes son los buenos. Hay muy pocos villanos en 'Anéantir' y eso me hace feliz. ¡El éxito supremo sería que no hubiera ninguno!", afirma la estrella de las letras francesas.

Te puede interesar

Los Últimos, una novela premiada que se lee en un día

Pérez Reverte reivindica al héroe italiano de la 2da Guerra

5 libros para entrenar el cerebro y sobresalir

Lo último

Autora de "El tatuador de Auschwitz" presenta su nuevo libro

López Rosetti: "Con 'Historia clínica' conocí más al humano"

5 libros para entrenar el cerebro y sobresalir

¿Argentino o uruguayo? Pigna revela el origen real de Gardel