×
Cadena 3

Por primera vez

Un stand feminista y federal llega a la Feria del Libro

Varias editoriales independientes se unieron para tener un espacio en el cual presentar sus catálogos que transitan "los márgenes geográficos, económicos, identitarios".   

27/04/2022 | 06:00

"Un cuarto impropio" es el nombre de un stand de editoriales independientes que desde el próximo jueves estrenan un espacio colectivo en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, con una propuesta abierta, federal y transfeminista, donde el público podrá acceder a catálogos diversos que le escapan a las lógicas del mercado a partir de producciones que habitan en "los márgenes geográficos, económicos, identitarios", como sostiene una de las responsables del espacio.

El regreso a la presencialidad después de dos años suspendida por la pandemia estrena proyectos que se incorporan por primera vez a la rutina del evento, una rutina que si bien es esperada y celebrada por lectores, editores, libreros, bibliotecarios, profesionales al mismo tiempo no está ajena a las tensiones y contradicciones que supone ser parte de un gran encuentro del mercado editorial en el que no todos tienen la misma posibilidad de acceso. 

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Frente a eso, algunas editoriales independientes, autogestivas, desarrollan estrategias de cooperación para poder estar ahí presentes y sostenerse en este gran mar de la industria editorial mostrando los libros que vienen produciendo, en los que apuestan por otras voces, otras letras, otras conversaciones.

Y uno de esos espacios colectivos que desembarca en La Rural es "Un cuarto impropio", un stand de 16 metros cuadrados, intervenido artísticamente por La lengua en la calle, que reúne a Documenta/ Escénicas, Gog y Magog, Hekht, La mariposa y la iguana, Maravilla, Monada, Nebliplateada y Paisanita y a la "Red federal de editorxs transfeministas", un tejido que está creciendo y cuya presencia significa una de las primeras acciones para mostrarse al público.

Con un posicionamiento crítico sobre lo que significa acceder al predio de La Rural pero también a la posibilidad de intervenir en el mapa editorial, el stand no solo pone a la venta los libros de esas editoriales sino que también acerca un "probador de libros", como llaman, al mapa de libros y editoriales que forman parte del espacio tras una convocatoria abierta para las editoriales que suelen estar ausentes en la Feria -por lo inaccesible-, y así "entre todas podamos generar las posibilidades para que los catálogos estén a la venta", explica Dafne Pidemunt, una de las responsables y editora de La Mariposa y la Iguana. 

Te puede interesar

¿Cómo puedo hacer si quiero publicar un libro propio?

2 cordobesas entre las más convocantes de la Feria del Libro

Exitazo: La Feria del Libro recibió 1,3 millones de personas

Lo último

Aborto en EE.UU: el libro del que todos hablan tras el fallo

Autores y periodistas rescatan el legado de Ángeles Salvador

A los 50 años, murió la escritora argentina Ángeles Salvador

"Los procesos de Oscar Wilde": cuando ser gay era un delito