×
Cadena 3

A 28 años de su muerte

Silvina Ocampo, la eterna hermana menor

Hermana de Victoria Ocampo, esposa de Adolfo Bioy Casares, amor imposible de Pizarnik, pareciera que Silvina hubiera nacido para ocupar segundos lugares. Hasta que Mariana Enriquez demuestra que no es así. 

15/12/2021 | 08:41

“No soy sociable, soy íntima”, decía Silvina Ocampo, la menor de seis hermanas de la familia Ocampo, una de las más ricas de la Argentina. “El etcétera de la familia”, según su autopercepción. 

Sin embargo, desde su lugar poco iluminado por los focos de la atención pública, Silvina fue una de las agitadoras culturales más destacadas de la época y una de las escritoras más prestigiosas, enigmáticas y complejas de leer entre líneas de toda la literatura argentina. 

Mariana Enríquez retrata su historia en "La hermana menor: un retrato de Silvina Ocampo". La escritora destacó que no se trata una biografía, sino un retrato. Por un lado, "porque hay tantos textos académicos sobre ella que fue imposible incluirlos a todos" y, por el otro, porque, en palabras de la autora, lo interesante de escribirla fue la contradicción y la ambigüedad en los testimonios de quienes la conocieron. 

Silvina falleció el 14 de diciembre de 1993 a sus 90 años, después de haber pasado sus últimos años con Alzheimer, postrada en una cama de su casa de San Isidro y bajo el cuidado de Bioy, a quien a lo último ni siquiera reconocía. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

En este libro, Mariana Enriquez, a través de una enorme cantidad de fuentes bibliográficas y testimonios de amigos, críticos, parientes y albaceas de Silvina Ocampo, cuestiona los mitos, descorre el velo sobre los secretos y mira con una intensidad única la vida de quien vivió con el afán de permanecer oculta. El resultado es el retrato emocionante de una mujer entrañable y oscura, inteligente y suavemente perversa, dueña de una imaginación desaforada (y de unas piernas espectaculares), a quien hoy se considera una de las mejores cuentistas del Río de la Plata. 

Tras una vida en las periferias, se consagró en el mundo de la literatura fantástica varios años después de su muerte, con sus historias tétricas sobre la infancia. Pero para ella, el éxito era otra cosa: "Saber que uno ha conmovido a alguien". 

Te puede interesar

Revelan las cartas entre Pizarnik y Silvina Ocampo

Mariana Enriquez: "Lo macabro me divierte"

A los 50 años, murió la escritora argentina Ángeles Salvador

Lo último

Quién es Salman Rushdie, el escritor que irrita a los gobiernos y fue apuñalado

Tres obras del provocador Salman Rushdie, amenazado de muerte por Irán

Abrieron las inscripciones a la Maratón Nacional de Lectura de Fundación Leer

Quién es César Aira, el argentino más veces nominado al Nobel de Literatura