×
Cadena 3

El último adiós a un amor

Los versos del poeta Luis García Montero a Almudena Grandes

Comenzaron a circular a poco de conocerse la noticia de la muerte de la gran escritora española. Fueron publicados en su libro “Almudena” y cobran ahora nuevos sentidos, tras la muerte de su esposa.

30/11/2021 | 07:17

El poeta, narrador y ensayista Luis García Montero le dedicó a su esposa, Almudena Grandes, versos de amor que cobran un nuevo sentido tras la muerte de la gran narradora española, quien falleció este sábado a causa de un cáncer. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

García Montero, actual director del Instituto Cervantes, fue el gran amor, el marido y el padre de los hijos de la autora de "El corazón helado" y los versos del poeta circularon por las redes y los teléfonos de amigos y lectores de la narradora a la manera de rezo laico a partir del momento en que se conoció la noticia de su muerte.

Como el cuerpo de un hombre

derrotado en la nieve,

con ese mismo invierno que hiela

las canciones

cuando la tarde cae en la radio de

un coche,

como los telegramas, como la voz

herida

que cruza los teléfonos nocturnos

igual que un faro cruza

por la melancolía de las barcas

en tierra,

como las dudas y las certidumbres,

como mi silueta en la ventana,

así duele una noche,

con ese mismo invierno de cuando

tú me faltas,

con esa misma nieve que me ha

dejado en blanco,

pues todo se me olvida

si tengo que aprender a recordarte

El poema se llama “La ausencia es una forma de inverno” forma parte del libro "Almudena".

Otro de los poemas de ese libro de García Montero adquiere ahora nuevos sentidos es “Confesiones”, que dice:  

Yo te estaba esperando.

Más allá del invierno, en el cincuenta y ocho,

de la letra sin pulso y el verano

de mi primera carta,

por los pasillos lentos y el examen,

a través de los libros, de las tardes de fútbol,

de la flor que no quiso convertirse en almohada,

más allá del muchacho obligado a la luna,

por debajo de todo lo que amé,

yo te estaba esperando.


Yo te estoy esperando.


Por detrás de las noches y las calles,

de las hojas pisadas

y de las obras públicas

y de los comentarios de la gente,

por encima de todo lo que soy,

de algunos restaurantes a los que ya no vamos,

con más prisa que el tiempo que me huye,

más cerca de la luz y de la tierra,

yo te estoy esperando.

Y seguiré esperando.

Como los amarillos del otoño,

todavía palabra de amor ante el silencio,

cuando la piel se apague,

cuando el amor se abrace con la muerte

y se pongan más serias nuestras fotografías,

sobre el acantilado del recuerdo,

después que mi memoria se convierta en arena,

por detrás de la última mentira,

yo seguiré esperando. 

Te puede interesar

3 obras de Almudena Grandes con grandes personajes femeninos

Murió la escritora española Almudena Grandes a los 61 años

Julio Cortázar: un cómic para conocer al señor cronopio

Lo último

Un libro reveló un aberrante incesto en la élite francesa

Tamara Tenenbaum cuenta su dura infancia en su nueva novela

Autora de "El tatuador de Auschwitz" presenta su nuevo libro

López Rosetti: "Con 'Historia clínica' conocí más al humano"