×
Cadena 3

Iniciativa solidaria

"¡Libros!": el grito que permitió escapar del confinamiento

Mariel Pujol vive cerca de un barrio no oficial denominado Presidente Mitre. Durante la cuarentena estricta, entregó más de mil títulos para acercar a los más chicos a la lectura. Así nació "Libros en el barrio".

15/02/2022 | 07:50

Mariel Pujol vive en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, cerca de un barrio no oficial denominado Presidente Mitre. Durante la etapa más estricta de la cuarentena, entregó más de mil libros para acercar a los más chicos a la lectura y sobrellevar el encierro. Así nació la iniciativa "Libros en el barrio".

“No vengo del mundo de los libros. Los amo, pero no soy mediadora y a veces me siento poco capacitada. Fue algo de reacción, como un manotazo de supervivencia. En abril del 2020, me acerqué a la olla popular todos los días a la hora de la cena, organizada por los miembros de la murga Los Goyeneche, con una bolsa con libros y preguntaba a cada persona si quería alguno para ellos o sus hijos e hijas en casa", contó Mariel a RedAcción

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

"La idea era que volvieran a sus hogares, más allá de con un plato de comida, con una historia linda que contar, un libro que leer, otro mundo que compartir y escapar un ratito de tanta realidad dura”, indicó. 

El proyecto tuvo, con el tiempo, un buen recibimiento y apreciación por parte de los vecinos. “Un dúo de nenas, Cielo y Aimé, me esperaban siempre para ver qué les llevaba. Eso me dio una pista de que los libros eran una salida", manifestó la diseñadora gráfica. 

Con el tiempo, la ambición por llegar con los libros a cada vez más niños fue creciendo: Mariel comenzó a pasar casa por casa: "Fueron unos treinta y dos fines de semana ininterrumpidos de visitas y de forjar vínculos, casi sin querer", contó.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Además, Mariel se sumaron Julieta, que organiza la logística, y a Pato, que es mediadora de la lectura. 

"Una vez que ya tenemos los libros clasificados por edades y géneros literarios, nos encontramos con Mariel en alguna esquina. Buscamos los changuitos y partimos. Nos vamos metiendo por las calles del barrio y tocando puertas o aplaudiendo al grito de ‘llegaron los libros’, ahí salen todos o nos cruzamos con los chicos y chicas que vienen corriendo por las calles", explicó Julieta.

Te puede interesar

Viviana Rivero inicia el ciclo de charlas Hablando de Libros

Un libro ideal para acercar a los chicos a la naturaleza

Confirmado: la lectura profunda beneficia al cerebro

Lo último

La historia detrás de la masacre a la familia Pujadas en Córdoba

12 frases de Umberto Eco para volver a enamorarse de los libros

La historia real de la princesa que vivió en el sur de Córdoba

Recorre el mundo gracias a un libro que hizo para su hija que sufría bullying