×
Cadena 3

Dato curioso

La oscura "enfermedad del libro" que surgió en el siglo XIX

La bibliomanía surgió durante la Revolución Francesa y durante las guerras napoleónicas. Sin embargo, historiadores registran un fenómeno similar en otras épocas y ciudades.

17/09/2021 | 18:30

El teólogo bávaro Alois Pichler saltó a la fama por su enfermiza obsesión por los libros. En 1869 fue nombrado "bibliotecario extraordinario" en la Biblioteca Pública Imperial en San Petersburgo, Rusia. 

Meses después, otros empleados de la biblioteca constataron que un importante número de libros había desaparecido de la colección. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

En 1871, más de 4.500 títulos que faltaban de la Biblioteca fueron hallados bajo su posesión, lo que desencadenó su arresto y exilio en Siberia. 

Se trata del mayor robo de libros registrado en una biblioteca europea, según escribió Mary Stuart en su artículo "The Crime of Dr. Pichler: A Scholar-Biblioklept in Imperial Russia and His European Predecessors", publicado en la revista Libraries & Culture

Durante el juicio, su defensa trató de mitigar la pena alegando que el teólogo padecía una "condición mental peculiar, una manía no en el sentido legal o médico, sino en el sentido ordinario de una pasión violenta, irresistible e inconquistable".

Años más tarde, el reverendo inglés Thomas Frognall Dibdin calificó está "neurosis" como "bibliomanía", una condición que en la Europa del siglo XIX se consideraba una temida enfermedad, sufrida especialmente por personas de clase alta. 

Si bien robar libros no era considerado un crimen tan grave, aseguran que se trataba de una obsesión que llevaba a sus víctimas a la perdición, invadidas por un oscuro deseo de poseerlos, particularmente aquellos ejemplares únicos, como las primeras ediciones y las copias ilustradas. 

Entre los síntomas se encuentra un furor desmesurado por buscar primeras ediciones, o ediciones limitadas, libros de ciertos tamaños o impresos de cierta manera. 

/Inicio Código Embebido/

Mirá también

/Fin Código Embebido/

Según el reverendo Dibdin, la "plaga del libro" alcanzó su apogeo en París y Londres después de la Revolución Francesa en 1789.

Los nobles franceses que quedaron con vida huyeron del país y los títulos de sus lujosas bibliotecas privadas pasaron a engrosar los catálogos de subastas de la época, muchos de ellos acabaron en las manos de grandes coleccionistas ingleses. 

Un conocido coleccionista de la época fue sir Thomas Phillips, quien llegó a ser conocido como el "barón de la bibliomanía".

En 1869, escribió en broma: "¡Estoy comprando libros impresos porque deseo tener una copia de cada libro del mundo!".

Sin embargo, llegó a atesorar más de 60.000 manuscritos.

Te puede interesar

Murió el escritor Robin Wood, creador de Nippur de Lagash

Ganaron el premio Planeta de la Novela bajo un pseudónimo

Cinco libros para regalar para el Día de la Madre

Lo último

Murió el escritor Robin Wood, creador de Nippur de Lagash

Ganaron el premio Planeta de la Novela bajo un pseudónimo

América Latina: un continente que no deja de sangrar

Alconada Mon entrevista a 25 referentes del mundo