×
Cadena 3

#FLC2021

Feria del Libro de Córdoba: de dónde vino y a dónde va

La 35° edición cerró con un conversatorio entre el escritor y editor, Gonzalo Vaca Narvaja, la historiadora y gestora de la feria, Adriana Sappia, y la editora independiente Barbi Couto.

11/10/2021 | 21:18

La Feria del Libro de Córdoba culminó su 35° edición con un conversatorio entre el escritor y editor, Gonzalo Vaca Narvaja, la historiadora y gestora de la feria, Adriana Sappia, y la editora independiente Barbi Couto. Allí, discutieron algunos de los criterios que hacen al evento cultural más grande de Córdoba y cómo perfilan el porvenir de la feria.

Adriana Sappia, fue gestora de la Feria durante 25 años y contó nació y se desarrolló la Feria del Libro: “Fue una idea de algunos editores y escritores de Córdoba, que llevaron la iniciativa a la Municipalidad. Todo comenzó en el Obispo Mercadillo, con poquísimos libros y actividades muy chiquitas”, recordó. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

“Más adelante pudimos agregar la parte infanto juvenil, salíamos a buscar a la gente que paseaba por la plaza porque no concurría masivamente a la feria. El hecho de ubicarla en un solo lugar la hizo más visible. Después se habilitó en el Cabildo, y ahí copamos la Plaza San Martín”, explicó.

Vaca Narvaja , por su parte, destacó la importancia de la salida de la feria al espacio público: “Fue vital la imagen de la Plaza en Córdoba, pero sacar la feria a la calle fue todo un desafío”. Y destacó, además, la importancia de la gratuidad que siempre caracterizó al evento en la mayoría de sus ediciones.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

“Nunca primó la política, sino lo que considerábamos que debía ser la feria, que es el lugar para todos”, acotó a su vez Sappia.

Una feria distinta, hacia un futuro diferente

Esta edición se vio caracterizada por el aporte de la virtualidad en un sistema híbrido, que además distribuía las actividades presenciales en distintos rincones de la ciudad.

“He visto distintas ferias en el marco de la misma feria”, expresó Barbi Couto, quien además destacó el lugar que tuvieron las editoriales locales en la feria.

Respecto a la virtualidad, tanto para leer como para discutir literatura, la respuesta fue categórica: es una herramienta que llegó para quedarse.

“Hay una potencia que tiene el papel que no tiene lo digital y las políticas públicas tienen que estar ahí apoyando esa cultura”, opinó Couto.

Sin embargo, como reconoció Vaca Narvaja, “lo digital no puede faltar”: “Cuando tenés que mandar un libro por correo, sale 500 pesos, cómo haces para sostener esos costos, hay desequilibrios en la cadena. Deberían ser políticas de estado, desde sacar impuestos hasta definir políticas”, concluyó.

Te puede interesar

Tres argentinas estarán en la Feria del Libro de Guadalajara

Más de 300 mil personas pasaron por la Feria del Libro

Tres tips para ser más creativos, de Facundo Arena

Lo último

Murió la escritora española Almudena Grandes a los 61 años

La teoría conspirativa que desató la Segunda Guerra Mundial

El misterio que nadie supo resolver en más de 350 años

Tres tips para ser más creativos, de Facundo Arena