×
Cadena 3

Emergencia educativa

"Es urgente poner la lectura en agenda", afirman tras tests

Silvina del Pópolo, directora de Planificación de Mendoza, resaltó en diálogo con Cadena 3 una crítica baja en la lectura en niños. "No podemos tener chicos que no puedan leer más de 50 palabras por minuto", dijo.

05/08/2021 | 12:32

"Los chicos no saben leer y es una tragedia", dijo a Cadena 3 Silvina del Pópolo, directora de Planificación de Mendoza, tras las mediciones de lectura en voz alta que se hicieron en la provincia. Según indicó, los resultados son críticos. 

La observación fue realizada desde el 15 de marzo al 15 de mayo a niños de 3ro, 4to y 7mo grado que no han cursado presencial. "Lo que hicimos fue escucharlos leer en voz alta un minuto. Es un censo que comenzamos la primera mitad del año", explicó la funcionaria.

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Y el efecto de la pandemia se hizo sentir: aseguró que los chicos no comprenden lo que leen y que los resultados fueron declinando en el tiempo: en las evaluaciones PISA Argentina ocupa el lugar 66°. 

El tema vuelve a reaparecer en agenda tras el planteo de la empresa Toyota sobre la dificultad que tienen a la hora de encontrar apenas 200 personas que tengan el secundario completo para emplear. Uno de los principales problemas fue la baja comprensión de texto.

"No podemos medir el riesgo e impacto que esto tiene a largo plazo, porque que los chicos terminan dejando el secundario", señaló la funcionaria. 

No podemos medir el riesgo e impacto que esto tiene a largo plazo, porque que los chicos terminan dejando el secundario

Y resaltó la urgencia del problema: "Debimos haber tomado una medida urgente ya desde el 2006, que caímos en los niveles de comprensión lectora. Ahora hay que poner en agenda la lectura y dar una respuesta definitiva. No podemos tener chicos que no puedan leer más de 50 palabras por minuto", dijo.

En este sentido, destacó que hay una "resistencia a evaluar": "La evaluación muchas veces es resistida por el viejo concepto de castigo. La evaluación se tiene que complementar con el día a día en el aula", expresó. 

Y resaltó la importancia de la instancia evaluativa en la cotidianeidad educativa: "Resistir a evaluar es trabajar sin diagnóstico. Tenemos la idea de que los chicos tienen problemas y los docentes lo saben desde hace años. Las evaluaciones de fluidez lectora complementan lo que el docente hace en el aula". 

Problemas de la falta de lectura: "Le fallamos a los chicos"

"La lectura en voz alta fue durante muchos años práctica habitual. Pero con el tiempo y esta idea de que se los estigmatiza si no leen bien, se fue erradicando y la verdad que hoy cuando escuchamos masivamente a 74 mil chicos leyendo, en la individualidad, en ese encontrarlo frente a frente, descubrimos algunos de los problemas", destacó la funcionaria. 

La primera dificultad que resaltó de la falta de fluidez se relaciona directamente con una paupérrima comprensión lectora.

Si la escuela no logra que los chicos aprendan a leer y escribir, fallamos al nivel esencial

"Acá tenemos que sincerarnos como sistema educativo y sociedad. Si la escuela no logra que los chicos aprendan a leer y escribir, fallamos al nivel esencial", lamentó Pópolo. 

"La realidad es que le debemos a estos chicos lo esencial: que es aprender a leer y escribir y lo que vamos a tener en el corto plazo son analfabetos funcionales. Se producen y circulan hoy tenemos el equivalente a 30 millones de libros por día. Ahora ¿de qué nos sirve que esa circulación se haya democratizado, si no tenemos acceso a la circulación de palabras?", concluyó.

Entrevista de Miguel Clariá. 

Te puede interesar

Educación en jaque: cómo volver a las aulas tras la pandemia

Afirman que la pandemia hizo estragos en la alfabetización

Ofrecen libros gratis para incentivar a los niños a leer

Lo último

Un Sherlock Holmes argento busca el rastro del Martín Fierro

Paul Auster rescata del olvido la vida de Stephen Crane

La oscura "enfermedad del libro" que surgió en el siglo XIX

Cristina y Alberto: una relación con lógica de ama-esclavo