×
Cadena 3

Autores argentinos

Camila Sosa Villada: "Hoy las travas estamos desapareciendo"

"Hay otras expresiones, que son muy libertarias, como si la identidad más que un perfil fuera una piedra que cargan encima", manifestó la escritora a Julio Leiva en Caja Negra. 

22/10/2021 | 08:00

Camila Sosa Villada pasó por Caja Negra, el formato de entrevistas por Youtube de Julio Leiva y habló de cómo cambió su vida tras su salto a la fama como escritora y cómo los nuevos movimientos LGBTQI están "extinguiendo" a las travas. 

"Lo primero que me cambió es el dinero. Ahora soy rica, aunque con pobreza estructural. Vivo muy bien, no me tengo que preocupar por comer, pero no me puedo comprar ninguna propiedad. Eso fue lo mejor que me pasó gracias a 'Las Malas'", destacó la autora a Caja Negra.

"Lo otro, fueron las tetas, que me puse el año pasado", contó, entre risas.

/Inicio Código Embebido//Fin Código Embebido/

Según contó, el ser tan reconocida por esta obra la obligó a pensarse como escritora. "Pude darme el lujo de tener crisis existenciales. Y me dejó también la evidencia de cuán falsas son las personas, cuánto se te pueden acercar por un éxito independientemente de cuán mal les caigas", expresó. 

Contó la historia de cómo conoció a Juan Forn y su relación con el reconocido escritor que editó su libro en Tusquets. "Yo estaba en las afueras de un teatro y él se me acercó. Él tenía mucha cintura social, me dijo que vio mi charla TEDxCórdoba y que quería que hiciera un libro". 

"Creo que él creía que quería acostarme con él, porque hablaba todo el tiempo de su novia, yo nunca entendía por qué. Pobre", dijo risueña. 

Siempre quise saber qué pasó con el bebé de la Difunta Correa, que queda olvidado en su historia. Y una parte de mí decía: a ese bebé seguro lo encontraron tirado un grupo de travas

Volviendo a su obra, la autora reveló que el objetivo era "hablar de las travestis en términos espirituales".

"Vengo de una familia muy creyente, no en lo cristiano, sino en lo esotérico, en clavar un cuchillo en la tierra para que pare el viento, en las cruces de ceniza y quería que eso estuviera presente". 

Algo que, según Sosa Villada, se perdió en la edición, son "los vacíos que quedan en la historia de las travestis".

"Algo que decía Claudia Rodríguez, escritora travesti chilena, es que las travestis confunden los tiempos verbales, porque el tiempo para nosotras trascurre de otra manera: envejecemos mas rápido, dormimos de día, trabajamos de noche", señaló. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Y reveló de dónde nació la idea de (alerta spoiler) que un grupo de trans encuentren en el Parque Sarmiento a un bebé, que terminan bautizando "El Brillo de sus Ojos".

"Siempre quise saber qué pasó con el bebé de la Difunta Correa, que queda olvidado en su historia. Y una parte de mí decía: a ese bebé seguro lo encontraron tirado un grupo de travas", indicó. 

Y contó, además, su conexión con la Difunta Correa, figura mítica pagana en la religión popular del Norte Argentino: "Mis padres le hicieron una promesa para que deje la prostitución y consiga el trabajo. Y a los tres meses tuve la obra Carnes tolendas, retrato escénico de un travesti. Fue una cosa enorme: el llenar teatros, fue agotador y todas las críticas eran buenas. Ahí dejé oficialmente la prostitución. Al año siguiente me llamaron para la película Mía y de ahí no paré más", reveló. 

/Inicio Código Embebido/

/Fin Código Embebido/

Su infancia, la masculinidad y los nuevos movimientos LGBT

"Papá siempre me hizo hacer trabajos de hombre. Enseñarle la masculinidad a un niño es muy difícil, porque le tenés que romper el corazón desde tan temprano. Él siempre me amenazaba con la soledad 'te vas a morir sola'. Pero creo que la soledad es el verdadero regalo, poder estar en paz es estar sola", reflexionó. 

Y comparó su experiencia travesti con los nuevos movimientos LGBTQI+: "Hoy las travas estamos desapareciendo, hay otras  expresiones, que son muy libertarias, como si la identidad más que un perfil fuera una piedra que cargan encima", manifestó.

"Yo extraño eso. La peligrosidad de una travesti en la calle. No saber qué podía pasar. Lo divertido es poner en peligro lo que hay alrededor", expresó. 

Hoy las travas estamos desapareciendo, hay otras expresiones, que son muy libertarias

Y fue categórica respecto al lenguaje inclusivo: "Pienso que es mucho trabajo y no provoca lo que debería provocar. Creo que es un rollo de la clase media", dijo. 

"Me parece ofensivo cuando lo usaban en mí, porque yo sí soy binaria, sí quise hacer ese pasaje", agregó. 

"Hoy las cosas están cambiando, pero otras que no: antes las conducían por un camino hasta la hoguera y las tiraban a las brasas. Hoy las agarran en las redes, o en los programas de chimentos. Pasa lo mismo con el Gobierno: parece que todo es culpa de una mujer y no de los 70 hombres que tiene al lado", manifestó.  

Te puede interesar

Tres argentinas estarán en la Feria del Libro de Guadalajara

Día de las Escritoras: argentinas que vale la pena destacar

Camila Sosa Villada: "La Feria del Libro es para todos"

Lo último

Murió la escritora española Almudena Grandes a los 61 años

La teoría conspirativa que desató la Segunda Guerra Mundial

El misterio que nadie supo resolver en más de 350 años

Tres tips para ser más creativos, de Facundo Arena